Posts Tagged ‘quien me puede ayudar?’

Para Nosotros como seres productivos frecuentemente nos es muy difícil encontrar nuestra línea de producción. Con regularidad suelen aparecer las costosas campañas de publicidad de productos nuevos en los medios. Productos que quizá en calidad o valor no sean prioritarios pero que dada a la gran inversión de estrategias de marketing los consumimos con regularidad.

En el mundo del arte, los artistas creemos aquel mito mutante de que el arte no tiene nada que ver con los negocios. ¿Porque nos creemos esa herejía? ¿Porque a nosotros como artistas nos da pena mostrar nuestras obras, incrementar su valor o inclusive pensar en verlas como productos vendibles?

La raíz de esta idea maligna yace justo cuando el artista termina su obra maestra. Y como casi siempre sucede, el artista batalla para desprenderse de tal obra, así que el trata de que la obra permanezca más tiempo a su lado pues la siente muy suya, definitivamente hay esencia del artista en la obra. Y ahí tenemos a un artista con complicaciones de negocios, nos es difícil etiquetar algo muy nuestro y muy propio con un sinónimo de dólares, pesos o incluso euros.

Jamás alguien nos dijo que somos creadores, nunca alguien nos menciono que podíamos ser productores, menos si somos artistas empíricos, el hecho de pensar en que podemos reproducir más obras similares a la que acabamos de culminar nos suena materialista y superfluo.

Mientras tanto los recibos siguen llegando a casa con leyendas con letras grandes en rojo diciendo,  !págame!  Como artistas solemos olvidar que hay una renta que pagar por el estudio, que tenemos que pagar por la comida, que en Mc Donald´s no nos darán un trato artístico, ellos no ven la vida como nosotros la vemos, ¿traes lana? comes. ¿No te caes?  No comes.

Los artistas hemos contribuido con nuestras obras a la sociedad de tantas maneras, hemos hecho murales, tomado y editado fotografías y videos, donado pinturas, dibujos una que otra escultura, etc… y pensamos que la sociedad entrará en razón y mostrara su lado reciproco, pero no. Para las personas promedio que ahorran dinero la palabra arte no existe en su lista de gastos ni inversiones. Las personas promedio se guardan una lanita para después gastarla en llantas nuevas, una nueva televisión gigante de pantalla plasma, ya sea una alberquita para el jardín o irse toda la familia a Chapultepec Mágico, Bosque Mágico o African Zafari. Pero para el arte ¡No! Jamás.

Entonces ahí estamos, sentados afuera del estudio, esperando a que un millonario se pare justo delante de nosotros, vea la obra que acabamos de realizar, la cual no queremos deshacernos de ella aún, y esperamos que el millonario nos invite a su mansión para que le llevemos 5 mega obras las cuales nos va a pagar a dos millones de dólares por obra.

Claro que se vale soñar. No hay nada de malo con soñar y ¿acaso estamos mintiendo, acaso los millonarios no compran arte? Por supuesto que les gusta.

Permíteme hacerte la siguiente pregunta, ¿acaso nunca te ha ocurrido que estás viendo una película, cuando de repente te desenfocas de la trama porque te clavaste viendo una pintura que aparece en una de las escenas?  La película regresa a esa escena y vuelves a ver  la pintura y te olvidas por completo de la película y empiezas a divagar, y caes en la siguiente conclusión. ¨No manches, yo podría hacer una obra mucho mejor que la que sale en esa película¨.

Obviamente tu puedes realizar mejores obras inclusive las tuyas le van mejor al guión en esa parte, pero entonces, ¿porque ellos sí y tu no?

Te lo voy a contestar llanamente, lo que ocurre es que el día que estuviste esperando que la limosina negra de Carlos Slim se detuviera enfrente de tu estudio otros artistas tuvieron la valentía de invertir $50 dólares en una galería de arte en línea.

Técnicamente tienes toda la razón acerca de pensar que tu trabajo merece estar en películas y que quedaría mejor que lo que viste en la película que ya ni supiste como termino. La diferencia es que te están llevando ventaja en el ser aventado. Aquellos artistas que corren con mejor fortuna son los que no les duele invertir una suma de dinero para que su trabajo sea mucho más visto.

Estos artistas conocen el principio de la siembra y la cosecha. Ellos tienen fe y no esperanza, ellos están totalmente convencidos que su arte merece ser conocido. Esta forma de pensar lo cual eventualmente se convierte en una actitud, es la manera que ha dado forma a nuestro mundo contemporáneo desde muchos milenios atrás.

 ¿Te convencí de que ser parte de una galería de arte en línea te hace salir del montón? Claro nada mejor  que sobre salir y destacar.

La pregunta del melón, ¿cuál será la galería que se dignará de tener mis obras?

Hoy en día de la misma forma que abundan las balas en México abundan las galerías de arte en línea. Para los ojos de las persona si usas las balas son malignas y tales galerías son benignas. Sin embargo no distan de ser tan letales la una como la otra.

Resulta que estas mega galerías aceptan a todos los artistas que gusten y quieran formar parte de ellas. No hay ningún trato especial ni personal, el contrato es robótico y en masas. Cada día se suman decenas de artistas. Y el gancho es el siguiente, ¡es gratis! Desde luego que todo lo regalado suena a bien recibido, pero las personas que tenemos masa encefálica activa sabemos que nada, nada, en este mundo es gratis. Todo tiene un costo y un precio. Y estas mega galerías cobran caro dicha ¨gratitud¨. Entre más artistas alberguen en sus websites, los cuales no son administrados por artistas plásticos sino por artistas del maquillaje, como abogados administradores y los más peligrosos artistas del marketing, más dinero ganan por parte de corporaciones en línea que pagan porque las masas vean sus comerciales y propaganda. Llevando consigo a centenares de artistas ilusos a esperar pacientemente en el silencio de un mar de artistas quienes se ven a la cara el uno al otro, ven uno que otro comercial, entran a una que otra newsletter y finalmente como sucede en el ambiente natural, el agua aunque sean toneladas, si está estancada apesta.

Si sucede que hoy no te metiste alguna sustancia lokochona y estas en tus cinco sentidos escucha esto:

Ser parte de una o varias de estas mega monster galerías de arte, es tan igual como sentarte afuera de tu estudio esperando por la flamante limosina negra.

¡Wow! Puedo ver como golpeas tu cabeza, no te culpes a ti mismo/a, todo es parte del show.

Piensa en esto, ¿qué haría Picasso? ¿Tú crees que él fue de los que se quedaban horas, días, y meses esperando la limosina negra? ¡Jamás! El se movió, inicialmente por todo España, ampliándose a Francia hasta conquistar Europa. Nos ha hecho testigos que su arte no se quedo en aquel continente, hasta el día de hoy sigue viajando ahora por la red también. ¡Picasso se sorprendería de que sus obras son hoy por hoy subastadas en línea! Estoy seguro que si la visión de Picasso contemplara el internet, el no titubeara en invertir $55 sud en una galería de arte en línea eficiente.

Hemos hecho una investigación para que tengas la plena confianza que en efecto necesitas ofrecer tus obras en mercados que abarquen más gente y mejores compradores, sin embargo el balance es la respuesta. Lo que queremos decir  es que en realidad necesitas estar en una galería de arte en línea pero recuerda que tus obras son arte. No son cocas ni laptops, así que es de muy mal gusto y es un esfuerzo superfluo venderlas en galerías que ofrecen las obras de arte donde el precio está con letras chillonas y la obra ha quedado detrás en un ángulo secundario. Igual y puedas llegar a tener algún conecte quizá alguna venta, pero no esperes conseguir buenos clientes, aquellos que una vez que te compran una obra, te recomiendan con su familia, amigos, contactos etc… pues estos ¨buenos clientes¨ no compran sus trajes ni ropa en Wal-Mart. Tampoco compran arte en galerías pichufas.

Si haces tu tarea y empiezas a indagar cuales galerías pueden ofrecer tu producto indudablemente encontraras buenas opciones. Nosotros como artistas, productores y escritores hemos encontrado una en donde promovemos nuestros artículos. Es una galería que se encuentra localizada en la frontera entre México y Estados Unidos. Son expertos en exportar obras de México y América Latina hacia Usa y Canadá. Son una galería internacional que cree en los artistas no por su país de procedencia más por su identidad. Nos referimos a Art Palazzo. Art Palazzo es una galería producida por un grupo de artistas, que en su mayoría ha caminado por el sendero arduo del artista, conocen los obstáculos y atrocidades que tiene que pasar un artista para poder concretar lo que se llama, ¡Obra vendida! Son personas como tú y como yo que han unido esfuerzos para ser un puente entre artistas y coleccionistas, galeristas, art dealers, y por supuesto amantes del arte. Lo que nos llamo la atención de pertenecer a esta galería de arte en línea son dos cosas en específico; una, no aceptan más de 100 artistas en su portafolio. Y dos, apoyan a artistas de todo tipo de disciplina artística, desde chefs, hasta escultores, danza, música, pintura, etc…

Mas que hacer negocio a raíz del esfuerzo y sufrimiento que este grupo de artistas han experimentado, ofrecen el servicio de representación artística, y promoción de artistas y sus productos y/o servicios. Te invitamos a que visites www.artpalazzo.com encontraras que el sitio esta totalmente en ingles dado a su estrategia geográfica, sin embargo en info@artpalazzo.com te podrá atender Aldo Giaconne quien se encarga de las relaciones con artistas que hablan Italiano, Español y Portugués.

Espero de todo corazón así como Picasso lo hizo una vez, tomes el miedo que te da de saltar del trampolín y conviertas esa misma energía en pasión y coraje y des el salto hacia valorar tu arte en serio. Tu arte merece ser visto, merece ser valorado y apreciado. Dedícate a hacerlo con excelencia y mucho corazón, pero ponlo en manos de los expertos para que ellos puedan pasarlo al siguiente nivel al de las conexiones, negocios y ventas. En hora buena animo.

Por: Touché.